Por medio de su cuenta en Twitter, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, rechazó el uso de la violencia y actos vandálicos durante las marchas en Bogotá, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

“Esto no es protesta ni reivindicación ni feminismo. Inaceptable que un día dedicado a exaltar las luchas y logros de las mujeres en la historia sean aprovechados por un mínimo grupo de violentas que creen que protestar es destruir”, dijo la mandataria local.

La marcha para conmemorar el Día de la Mujer y rechazar la violencia en su contra terminó empañada por graves hechos de vandalismo en Bogotá.

Algunos buses de TransMilenio y varios locales comerciales fueron atacados por un grupo de manifestantes. La jornada terminó con un concierto en la Plaza de Bolívar.

Lo que empezó como una movilización pacífica por la igualdad y el rechazo a la violencia, en la que participaron más de 1.000 mujeres, terminó en hechos de vandalismo contra la iglesia de San Francisco, el comercio, el sistema de TransMilenio y la Fuerza Pública fueron blanco de los ataques.

Publicidad

La lucha legítima de cientos de mujeres fue empañada por algunas radicales que arrasaron con todo a su paso.