El aumento de los contagios de COVID-19 tiene en serias dificultades a las centrales de urgencias y a las UCI de Bogotá.

Por ejemplo, en la Clínica Méderi, una de las más importantes de la ciudad, la ocupación se acerca al lleno total.

Ante este panorama y el anuncio de la alcaldesa que vienen semanas difíciles, el director de la UCI de Méderi, Darío Pinilla, hizo un llamado a la población para que se respeten los aforos y se eviten más aglomeraciones, especialmente en establecimientos públicos como almacenes y restaurantes.

 

Le puede interesar: Colombia registra 28.790 nuevos casos y 590 muertes por COVID-19

 

El galeno apeló a la responsabilidad y conciencia de los ciudadanos para evitar que la situación se les salga de las manos a los centros hospitalarios.

A su turno, el presidente de la Federación de Sindicatos Médicos, Jorge Enrique Enciso afirmó que “ante el aumento en el número de contagios, solicitamos a las autoridades pertinentes aumentar el número de pruebas y realizar un mayor cerco epidemiológico ya que las UCI están colapsadas”.

La situación es tan compleja, que por estos días algunas clínicas de Bogotá, han tenido que remitir pacientes a otras ciudades como Barranquilla, debido a la alta ocupación.