Gradual, progresiva, segura y voluntaria así será el regresó a clase en los colegios públicos, mientras ajustan los protocolos de bioseguridad. La profesora Dayana Álvarez es clara del principal resultado de la virtualidad estudiantil.

‘’No toda la población tiene conectividad o condiciones óptimas para acceder a un modelo virtual y eso ha generado una brecha social bastante grande’’, indicó Álvarez.

Pese a ello, no todos los padres quieren que sus hijos vuelvan, hay mucha incertidumbre.

Jenny Aponte revela que en una encuesta hecha entre padres, refleja que hay un 60 contra un 40 % de padres a favor del regreso de los niños de manera presencial a los colegios.

Los padres que sí quieren que su hijos regresen a las aulas de manera presencial se sienten seguros. Los más pequeños que están dispuestos a regresar están a la expectativa.

Pese a que un sector de Fecode no quiere clases presenciales otros maestros y la Alcaldía de Bogotá apuestan al regreso.

Por ahora todo está listo, solo falta que lleguen los niños con sus sonrisas, sus mochilas, y su alegría.