Desesperados y al borde de la quiebra están cientos de comerciantes formales en Bogotá, quienes se declararán en desobediencia civil de cara a las cuarentenas decretadas.

Le puede interesar: Feminicidio en el Meta: asesinan a joven de 14 años en Puerto Gaitán

Cerca de 20 mil comerciantes pequeños pero formales, la mayoría ubicados en San Victorino, San Andresito y en el barrio Restrepo, se sumarán a la rebelión.

Los promotores de la desobediencia aseguran que sin importar las consecuencias, mantendrán sus negocios abiertos y desacatarán el confinamiento que empezará a la media noche del jueves y terminara el lunes a las 4:00 a. m.

Vea también: Por contagios de COVID-19 cierran por 14 días tres colegios en Bogotá

“Mientras nuestros locales cierran, el comercio informal opera sin restricción, nuestros arriendos, deudas e impuestos no paran, no aguantamos un cierre más, ya no tenemos nada que perder”, aseguró William Rojas, presidente de la Mesa Técnica de Comercio Formal e Industrial.

El rechazo a las cuarentenas se empezará a sentir este jueves, a las 9:00 a. m. cientos de comerciantes se tomarán las calles y bloquearán diferentes puntos de la ciudad para decirle no al cierre durante el fin de semana.

Publicidad