Hasta en un 60 % han bajado las ventas en la carrera Séptima entre calle la 13 y calle 26, por las obras que se adelantan por la peatonalización, según ciudadanos que trabajan o son propietarios de un local comercial. 

Cristian Yepes, comerciante del sector, sostuvo que “realmente el flujo de clientes ha bajado mucho, debido a que cuando empezaron la obra lo ideal es que se termine para tener la comodidad el peatón. Y la verdad es que si  se ha visto afectada, han bajado los clientes. En diciembre el tráfico bajo demasiado de hecho se esperaba que hubiera iluminación en el sector pero carecimos de eso».

Octavio González, otro comerciante indicó que se ha visto muy perjudicado y está muy preocupado “porque las ventas se han bajado terriblemente. Yo diría que de un 100 a un 50 %”.

Piden mayor presencia policial pues aseguran que las poli-sombras que protegen las adecuaciones son focos de inseguridad.

Susana Ramírez, una transeúnte del sector dijo que le “parece un poquito inseguro porque la gente de la calle se la pasa en esas vayas y hay mucha inseguridad”.

Las obras terminadas, según el IDU, se entregarán el primer semestre del 2019.