Comerciantes de Bogotá están en alerta debido a los hurtos que no dan tregua, a pesar de que es un delito que ha disminuido. Según cifras de la Secretaría de Seguridad, solo en el mes de enero de 2021 se registraron 463 casos de robo.

Muchos de ellos han preferido no hablar con los medios de comunicación por temor a ser amenazados, heridos o incluso asesinados por los delincuentes que están al acecho en medio de la reactivación económica.

Publicidad

Noticentro 1 CM& conoció un caso en la localidad de Teusaquillo, donde un hombre ingresó a un restaurante y amenazó a los comensales con arma de fuego para robarlos.

Sin embargo, no se percató que el propietario del local también tenía un arma y lo accionó contra el delincuente para frustrar el hurto. 

«Tenemos una reactivación muy grande en el comercio donde podemos evidenciar que hay personas inescrupulosas que quieren abarcar a nuestra localidad. Estamos fortaleciendo a nuestro sector comercio para acompañarlos y realizar campañas puerta a puerta, diciéndoles la recomendaciones para llamar al 123 y hacer un seguimiento total», señaló la mayor Nohora Ñustes, comandante de la Policía de Teusaquillo.