Tres días después de que se firmó el pacto entre comerciantes y el Distrito para imponer un ‘pico y local’ en Corabastos, se desató la rebelión contra la medida. Cientos de comerciantes con carteles y arengas protestaron este martes a las afueras de la administración

Los inconformes aseguran que la medida los condena a la quiebra, porque estarían trabajando solo 11 días del mes.

Los comerciantes proponen sustituir el ‘pico y local’ por un ‘pico y bodega’, como estrategia para bajar la carga humana en la central mayorista.

Hay quienes señalan que las protestas estarían orquestadas por miembros de la Junta Directiva de Corabastos, que aunque firmaron el pacto están moviendo los hilos para presionar el desmonte la medida.