Un mes después de firmado el Decreto 593 de 2018, inicia la restricción a la circulación de vehículos de transporte de carga, con capacidad de carga superior a siete toneladas. La medida rige de lunes a viernes entre las 6 a.m. y las 8 a.m., en ambos sentidos de la calle 13, desde el río Bogotá hasta la avenida Boyacá.

Según los tiempos establecidos en dicha reglamentación, desde el 17 de diciembre se impondrán multas por infringir la norma que ascienden a los 390.300 pesos.

Según el Distrito, la medida busca mejorar las condiciones de calidad del aire en la zona sur occidental de la ciudad y la movilidad del corredor, teniendo en cuenta su elevada demanda de transporte de pasajeros.  Así las cosas, se espera dejen de circular aproximadamente 1.100 vehículos de carga por este corredor vial, durante el horario de la restricción.

Cabe resaltar, que según inventarios de emisiones de fuentes móviles (transporte) desarrollados por la Secretaría de Ambiente, el transporte de carga es el responsable de cerca del 43 % de las emisiones de material particulado. Con la implementación de la medida se estima que se puede lograr una reducción cercana al 29 % en las emisiones de material particulado en el corredor vial.

Publicidad

El incumplimiento de la amonestación pedagógica genera una multa de cinco salarios mínimos diarios legales vigentes, correspondiente a $130.200 pesos.

Por último, el Distrito resalta que los vehículos exentos de la medida son los de emergencia, de valores, de alimentos perecederos, animales vivos, flores y gases medicinales, de operativos de las empresas de servicios públicos domiciliarios en servicio, de transporte de materiales y maquinaria para obras públicas que se encuentren en servicio.