Una triste y dolorosa situación viven algúnos habitantes de la localidad de Ciudad Bolívar en el sur de Bogotá. El hambre les va ganando la batalla en medio de esta pandemia que también causa dolor y angustia.

Estos trapos rojos se han convertido en el único símbolo que se hace público en medio de la indiferencia social.

Es el caso de una familia conformada por cinco personas, quienes habitan en el sector El Paraíso en una invasión desde hace seis años, hoy claman por ayudas, pues la comida se acabó y trabajo ya no hay.

Publicidad

A pesar de las circunstancias, lo poco que reúnen lo comparten con su comunidad y de una pequeña olla se alimentan más de 30 personas.

Jhon Jairo, con 37 años de edad, ha tenido que soportar el hambre en medio de la situación por la pandemia; sus hijas son la razón de luchar en medio de la crisis.

La Alcaldía de Bogotá no los ha visitado, pero estas personas aseguran que es inminente un desalojo del cual no quieren ser protagonistas.