La iniciativa del concejal Álvaro Acevedo busca desincentivar el consumo de gaseosas y bebidas artificiales entre los estudiantes de la capital del país.

En Bogotá, según datos del Ministerio de Salud el 75 % de los estudiantes de colegios tienen las bebidas azucaradas como hidratación principal, dato que preocupa.

Teniendo en cuenta que su consumo genera enfermedades como la diabetes, obesidad, caries, hipertensión arterial, enfermedades cardiacas y accidentes cerebro vasculares, entre otros.

Publicidad

‘’Este proyecto desincentiva el consumo de bebidas azucaradas en los planteles educativos de Bogotá, el Distrito deberá crear campañas para que los niños, niñas y adolescentes consuman otros productos como agua potable, frutas y verduras y a excluir de las dietas de los menores las bebidas azucaradas y comida chatarra que resulte perjudicial para la salud’’, afirmó Acevedo.

La aprobación de dicho proyecto se da en un momento clave donde los estudiantes de la capital del país se preparan para el regreso gradual a las aulas de clase.