En una fuerte discusión terminó la plenaria en la que se debatía la modificación al reglamento interno del Concejo de Bogotá, la manzana de la discordia fue la eliminación de un artículo que exigía a los concejales asistir presencialmente.

32 concejales votaron positiva la modificación que acaba la semipresencialidad, pero autoriza la virtualidad bajo circunstancias excepcionales, contra 9 que insistían en mantener la obligación de ir al recinto (Diego Cancino, Luis Carlos Leal, Martín Rivera, Carlos Carrillo, Susana Muhamad, Heydi Sánchez, Lucía Bastidas, María Fernanda Rojas y Manuel Sarmiento).

El texto aprobado, según los críticos, deja abierta la puerta para que bajo la excusa o razón excepcional, los cabildantes no asistan al Concejo.

Mañana continuará la plenaria en la que se espera salga aprobado el nuevo reglamento interno de la corporación con el que se busca frenar las recusaciones infundadas como las que impidieron el trámite y discusión del Plan de Ordenamiento Territorial.