La tarde de este martes un juez acogió la petición de la Fiscalía General de la Nación y condenó a César Manrique y Jesús Amado, exdirectivos del Fondo de Vigilancia y Seguridad de Bogotá.

Los dos exfuncionarios son señalados de la compra irregular de motos eléctricas que serían entregadas a la Policía Nacional durante la administración del exalcalde Gustavo Petro.

El contrato por el que fueron condenados sumaba $ 4.357 millones; el detrimento fue de $ 411 millones.