La Personería de Bogotá presentó una serie de observaciones a TransMilenio, por el “proyecto de pliego del proceso abreviado de adquisición de buses biarticulados y operación del patio de Las Américas” indicando que limitaba la participación de tecnologías limpias.

“De acuerdo con las normas, cuando un proceso de licitación se declara desierto, la nueva convocatoria debe ser similar a la anterior, pero ajustando los parámetros, no restringiendo las condiciones, para garantizar que exista un mayor número de firmas participantes”, indicó a través de un comunicado la Personería distrital.

La entidad no encontró “que el nuevo proceso genere un equilibrio entre la oferta económica y el uso de tecnologías limpias como la eléctrica y la de gas, para mejorar el aire que respiran los capitalinos”.

La limitación se basa en que “no podrán participar quienes hayan resultado adjudicatarios en forma directa o indirecta dentro de la licitación pública del 8 de noviembre, si superan los 620 buses biarticulados equivalentes”.

Así las cosas, de los tres consorcios adjudicatarios de la licitación anterior, el único que no está habilitado para presentarse al proceso es la firma que ofreció vehículos de gas natural, pues si ganaran la convocatoria tendrían 649 buses “biarticulados equivalentes”. De esa forma, los buses con tecnología Diesel V, que actualmente representan el 49% de total de la flota a renovar, pasarían al 67%.

Para la Personería, “la nueva condición de que una empresa no pueda vender más de 620 buses biarticulados equivalentes, no tiene ningún sustento técnico ni jurídico. Se podría presumir que el propósito es evitar un supuesto monopolio que no había sido fijado en la licitación inicial”.

Cabe resaltar, que los biarticulados equivalentes, son el resultado de un cálculo matemático para realizar la conversión de la capacidad de los buses articulados a biarticulados.