La Corte Constitucional le puso freno a la propuesta de Claudia López de modificar las localidades de Bogotá, tras haber argumentado que la alcaldesa expidió el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) por decreto.

López pretendía “crear 13 nuevas localidades sin ninguna concertación ciudadana, sin revisión presupuestal, y lo peor, extralimitándose y pasando por encima del Cabildo distrital”, en palabras de Carolina Arbeláez, representante a la Cámara.

“Bogotá es una ciudad que requiere que las localidades con más de 600 mil habitantes tengan universidades, colegios, hospitales, transporte garantizado y vías en buen estado. En eso deberían concentrarse los esfuerzos de la Administración Distrital”, expone Arbeláez.

La diputada considera que la revocación del fallo “demuestra la improvisación de esta Alcaldía”, y que espera “a que los jueces se pronuncien sobre la legitimidad de este POT expedido por decreto”.