El cuerpo de bomberos rescató a un menor de edad a quien remitieron de inmediato al Hospital de Meissen en el sur de Bogotá. El pequeño identificado como Juan David Moreno tenía en su cuerpo múltiples golpes y morados.

La mamá del menor quien finalmente se acercó al centro de atención, justificó las agresiones diciendo que el niño era víctima de brujería.

 

Te puede interesar: Contraloría investigará contratos que tiene Centros Poblados desde 2014

 

A pesar de toda la atención medica prestada, el pequeño murió ante la gravedad de los ataques.

La Policía y la Fiscalía ya se encuentran adelantando la respectiva investigación para determinar e identificar a los agresores del menor, la madre de tan solo 18 años quedó en libertad al no presentarse pruebas del maltrato físico en contra del niño.