Los servicios de urgencia y atención a enfermos de COVID-19 en la Cruz Roja se han visto saturados por la pandemia, por lo que el organismo humanitario tuvo que acondicionar esta sede más amplia en la Calle 134 con Séptima al norte de Bogotá, para atender la alta demanda.

A través de un comunicado la entidad informó que, ‘’su nueva ubicación, desde el próximo 23 de enero, contará con un amplio espacio y estará situada en la Avenida Calle 134 # 7B – 41 Puerta 2, muy cerca al paso de diferentes vías de transporte y centros de salud’’.

Uno de los objetivos principales de este cambio de ubicación responde a la necesidad de ampliar sus instalaciones, para prestar una asistencia más oportuna y así seguir mejorando la calidad del servicio que la Cruz Roja Colombiana (Seccional Cundinamarca y Bogotá) junto a Compensar, ofrece a sus afiliados.

Al respecto Lila Ramírez, directora de Salud de la Cruz Roja Bogotá y Cundinamarca manifestó que, ‘’este cambio nos va a facilitar una mayor comodidad para atender a nuestros pacientes y tenemos un plan de contingencia, un plan de traslado que nos va a minimizar cualquier tipo de riesgo para los pacientes que acudan a nuestro servicio de urgencia’’.

Publicidad

La Cruz Roja de Bogotá y Cundinamarca atendía antes de la pandemia 10 mil personas, pero por la alta demanda y el aumento de contagios de COVID-19 la cifra se elevó a 14 mil personas, es decir, un aumento del 40 %.