Las autoridades entregaron un balance sobre la cuarentena estricta en las trece localidades de la ciudad.

En horas de la mañana se presentaron algunas aglomeraciones alrededor de Corabastos y en Bosa, de inmediato, se reforzaron los 42 puestos de control y se redujo la afluencia de personas en estos sectores.

Durante este jueves de cuarentena estricta en las localidades de Kennedy, Fontibón, Bosa, Puente Aranda y Antonio Nariño; Ciudad Bolívar, San Cristóbal, Rafael Uribe Uribe, Chapinero, Santa Fe, Usme, Los Mártires y Tunjuelito, se evidenció un buen comportamiento de los ciudadanos en el cumplimiento de las medidas decretadas en Bogotá para pasar el pico de la pandemia y evitar el colapso del sistema de salud.

“En este momento casi todos los bogotanos conocemos un caso positivo de coronavirus y otros ya tienen personas cercanas que han fallecido. Hay que seguir multiplicando esfuerzos, especialmente en estas cinco semanas donde el reto está en superar el pico de la pandemia. No los vamos a dejar solos, seguiremos aumentando las ayudas casa por casa, pero necesitamos que los ciudadanos se queden en sus hogares”, indicó Luis Ernesto Gómez, secretario de Gobierno.

Por otra parte, se realizaron 1.239 pruebas COVID-19 en estas zonas de la ciudad y se entregaron 5.500 mercados y kits de aseo a las personas más vulnerables de las localidades de Tunjuelito y San Cristobal.

En cuanto a la movilidad en la ciudad, hubo una notoria reducción del 73 % en el uso de sistema TransMilenio.

Sin embargo, en el día se impusieron 937 comparendos en las trece localidades, 287 por no usar el tapabocas, 252 de tránsito, 368 por incumplimiento al decreto que limita la libre circulación de vehículos y personas, excepto para actividades esenciales, y a 30 establecimientos se les suspendió de maneral temporal su actividad económica.