Gracias al trabajo articulado de la Fiscalía y la Policía Metropolitana de Bogotá, fueron identificados y capturados siete presuntos integrantes de la organización delincuencial ‘Los Rojos’, que sería la responsable de varios hurtos de celulares en el sistema TransMilenio.

Las investigaciones evidenciaron que los robos eran realizados en la modalidad conocida como ‘cosquilleo’.

Los señalados delincuentes, en muchas oportunidades, perseguían a los usuarios por las diferentes estaciones hasta los portales del sur, Las Américas, Usme y Tunal. En cualquier punto del recorrido, en los articulados, plataformas o trasbordos; o cuando detectaban un descuido de las víctimas, les extraían los teléfonos de los bolsillos, bolsos, carteras y chaquetas.

Con la obtención de diferentes elementos de prueba como conversaciones telefónicas y registros fotográficos, siete de las personas que harían parte de la red ilegal fueron capturadas.

Un fiscal de la seccional Bogotá imputó a estos siete capturados por los delitos de concierto para delinquir, hurto agravado y calificado. Adicionalmente, a Jefferson Bautista y Liliana de los Ríos también les formularon cargos por cohecho por dar u ofrecer; y a Jeyson Pérez por cohecho impropio. Todos recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario.

Un auxiliar de la Policía capturado

La banda ‘Los Rojos’ estaba en cabeza de varios integrantes de una misma familia (mamá y sus dos hijos).

De acuerdo con las investigaciones, Jeyson Camilo Pérez Rodríguez, uno de los detenidos, habría cumplido el servicio militar obligatorio como auxiliar de Policía y desempeñaba funciones de vigilancia en las estaciones de TransMilenio. Al parecer, era quien brindaba información sobre los turnos de seguridad en las estaciones para que la red delincuencial pudiera recorrer el sistema y ejecutar los robos.