Un grupo de delincuentes cavaron un túnel para entrar a una óptica en la localidad de Usaquén y se llevaron más de 800 millones de pesos en mercancía.

Los criminales aprovecharon que el local comercial aledaño estaba desocupado y solo, por lo que rompieron la pared para ingresar a la óptica y desocupar 12 vitrinas.

«Este es el cuarto robo que tenemos en siete meses. Ingresaron en la noche y se llevaron artículos, mercancía, equipos y solicitamos colaboración del Gobierno distrital para más seguridad por medio de la Policía para poder ejercer una actividad comercial», dijo uno de los empleados de la óptica.

Los dueños del establecimiento comercial también aseguran que se llevaron 761 monturas de diversas marcas y precios. Entre tanto, las autoridades están tras la pista de los ladrones.