Encontrar una UCI en Bogotá puede tardar días. El número de pacientes críticos supera el de camas disponibles e inescrupulosos se están aprovechando de la necesidad.

En Soacha a una familia le cobraron más de 1 millón de pesos por trasladar a un paciente COVID-19 a una UCI en la capital.

“En el hospital Mario Gaitán Yanguas, nos pidieron $1.300.000 por una UCI en la Mederi, este valor incluía el traslado en ambulancia medicalizada desde Soacha a Bogotá”, reveló la denunciante.

Según denuncia la ambulancia cobraba por hora, como si se tratara de un taxímetro.

Vea también: Más de 7,9 millones de asalariados esperan cesantías

“Cada hora de ambulancia costaba $500.000, entre más se demorara el traslado, más cobraban. Los funcionarios del hospital nos dijeron que no recibían plata, que cuando el paciente se dejara en la UCI de la Mederi se le pagaba al conductor de la ambulancia”, agregó.

El tiempo corría en contra del paciente y la familia en medio de la angustia logró conseguir $500 mil pesos que no lograron saciar el apetito del cobrador. La denuncia fue puesta en conocimiento de la Superintendencia de Salud.

Pero este no es el único caso de pacientes en cola por UCI, una mujer de 75 años lleva tres días esperando una cama UCI.

Le puede interesar: Histórica sanción a Odebrecht en Colombia: habla el procurador Fernando Carrillo

“En Bogotá no hay camas disponibles, deberían reconocer que los hospitales están colapsados, llevamos tres días buscando una UCI para mi abuela y no hemos encontrado”, dijo Marcela Ordoñez, nieta de la paciente.

Los médicos en Bogotá dicen que los hospitales colapsaron hace días, por lo que piden trasladar pacientes de baja complejidad a hospitales de primer nivel y hoteles para liberar puntos de oxígeno.

“Estamos colapsados, en algunos hospitales ya han tenido que escoger a qué pacientes se le asigna UCI, por eso pedimos que se declare el colapso hospitalario en Bogotá y se adopten nuevas medidas como que la Secretaria de Salud asuma el control del 100 % de las ambulancias”, aseguró Fabián Rosas, presidente de la Asociación Colombiana de Especialistas en Medicina de Urgencias y Emergencias.

Según cifras del Distrito, las UCI en Bogotá tiene una ocupación del 92.7 %. Lo que significa que hay 139 camas disponibles.