La popular tienda de moda juvenil colombiana KOAJ está en el ojo del huracán por cuenta de un escándalo en donde se conocieron dos denuncias por presunto acoso sexual y laboral, interpuestas por algunas trabajadoras en Bogotá.

Quien empezó a circular esta cadena de acusaciones fue Juanita Pérez, una de las empleadas de la cadena.

Pérez aquejó ser víctima de acoso sexual y laboral por parte de Brayan Smith Medina y Bernardo Medina, gerentes de las tiendas ubicadas en el Centro Comercial Gran Plaza Bosa y el Centro Comercial Mercurio, respectivamente.

Conozca más: Desde hoy EPS receptoras asumen atención de usuarios de Coomeva

Con respecto a la delación contra Brayan Smith Medina, Juanita Pérez reveló que el sujeto “empezó su accionar en marzo de 2019″. La empleada cuenta que “el hombre, en reiteradas ocasiones, tocó sus partes íntimas mientras ella trabajaba”.

Del mismo modo, denuncia que Brayan también “se valía de los instantes donde Juanita no atendía a clientes para tocarla sin su consentimiento”.

Pérez confesó que “lloraba cuando sufría estos presuntos actos y pidió el cambio de tienda al declarar que Edison Pérez, gerente de zona del local, justificó los actos de Brayan argumentando que ‘esas acciones eran normales'”.

También puedes leer: Cárcel a conductor de vehículo de una aplicación móvil por abusar sexualmente de una pasajera

¿Cambio de tienda no fue la solución?

Sin embargo, su estadía laboral en la segunda tienda (Centro Comercial Mercurio), tampoco resultó ser la solución para Juanita Pérez, dice la propia denunciante.

La empleada cuenta que, “en diciembre de 2020, dio positivo por COVID-19 y presentó una serie de malestares que empezó a padecer durante su trabajo”.

Bernardo Medina, gerente de esa tienda,” le habría comunicado a Juanita que debía presentarse a trabajar dos días después de conocerse su incapacidad por el virus, y que si no lo hacía, era despedida”.

Ante la supuesta orden, según Juanita, “fue obligada a trabajar con COVID; desde ese instante, la misma mujer dice que comenzó sufrir una serie de maltratos laborales”. Ella aqueja que Medina “no la dejaba comer, no la dejaba siquiera ir al baño, la obligaba a trabajar de más, le gritaba y le decía cosas horribles a la cara”.

Finalmente, Juanita cierra su relato afirmando que “tuvo que tomar medicamentos para resistirse a los maltratos, cuyo cansancio provocó al menos cinco hospitalizaciones por cuenta de dolores en su cuerpo, además de sufrir episodios de ansiedad y depresión”.

Lea más: Millonaria multa a Claro por desconocer quejas de los usuarios

Otra denuncia y la respuesta de la tienda

Sin embargo, este no fue el único presunto caso de maltrato a mujeres en la tienda, revelado al público.

Geraldine Roa, otra empleada que trabaja para KOAJ, denuncia que” fue acosada laboral y sexualmente en el Centro Comercial Paseo Villa del Río” por el gerente de la tienda, Leonardo Fabián Vera Perdigón.

Geraldine cuenta que “fue víctima de comentarios obscenos e incluso ‘retos eróticos’ por parte de su gerente”. En adición, afirma que “otra empleada con la que trabajaba sufrió estos mismos abusos”.

Roa afirma que “Vera Perdigón negó todos estos actos obscenos cuando dialogaron con el gerente de zona”. Por otro lado, la empleada también dice que “el gerente se justificó al señalar que esos comentarios hacían parte de la confianza entre los empleados del local”.

Roa pidió el cambio de tienda y fue enviada a Centro Comercial Mall Plaza, cuyo gerente del local le preguntó si en la otra tienda ‘le habían echado mano’, en alusión a si la habían acosado.

El revuelo de estas delaciones hizo que la tienda KOAJ se pronunciara por medio de un comunicado oficial en sus redes sociales.

La tienda determinó que está ‘en permanente contacto’ con las denunciantes, pero que por el momento no se han tomado acciones contra los gerentes que fueron acusados, a los cuales se suspendieron de sus actividades.