En Bogotá, 40 familias de 120 que ocupan un terreno en cercanías a la cárcel La Modelo, fueron trasladadas a hoteles después de un operativo de desalojo en el que participó el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Desde las 5:30 de la mañana se adelantó un operativo de desalojo en inmediaciones a la cárcel Modelo, 120 familias invadieron desde agosto de 2020 un predio de la universidad de Cundinamarca ubicado en la calle 17 a 57-30 al en Puente Aranda de Bogotá.

 

Conozca más: Habilitan puntos de vacunación contra el COVID-19 para migrantes irregulares en Bogotá

 

“Iniciaron nueve familias y hoy ya tenemos 120. Ya se agotó toda la vía judicial, el diálogo, la oferta institucional y ya nos toca reestablecer este inmueble a la universidad de Cundinamarca”, indicó el alcalde de la localidad de Puente Aranda, Jun Pablo Beltrán.

Con la llegada de las autoridades, recicladores, extranjeros y desplazados por la violencia que ocupaban el lugar, quemaron llantas para evitar el operativo.

 

Lea también: Policía colombiana dio a protesta social tratamiento de guerra, dice misión

 

“Tenemos identificado apenas 15 niños que han salido del lote, no hemos podido ingresar totalmente”, aseguró el alcalde de Puente Aranda.

Cuarenta familias fueron trasladadas temporalmente a hoteles, sin embargo, la mayoría afirma que les tocará pasar la noche en la calle, como es el caso de Cindy, desplazada por la violencia y presunta víctima de varios delitos.

 

Podría leer: Domiciliario fue asesinado en medio de un atraco en Barranquilla

 

“Yo fui víctima y por eso me vine para acá, yo se los puse en conocimiento, pero nos están sacando como animales, sin darnos una opción real ni digna”, manifestó Cindy Ramírez.

“No tenemos recursos ni nada, ni nos dieron un apoyo, ni lo de un arriendo, ni nada. Nos sacaron así, 15 minutos nos dieron para desocupar“, dijo Blanca Mercedes, una mujer desalojada del terreno.

 

Podría ver: Al menos 80 muertos y 100 heridos en un atentado en una mezquita afgana

 

Se extremará la seguridad en el predio para evitar posibles tomas. 

 

No es la primera vez que se adelanta el desalojo en esta zona, ya que el pasado 7 de julio las autoridades intervinieron la zona ocupada ilegalmente hace más de seis meses, por lo cual, la universidad Cundinamarca, en su momento, solicitó la reposición inmediata por medio de una querella.