Las autoridades encontraron en una casa de Cazucá, parte alta del municipio de Soacha, un inmueble en el que habrían sido desmembrado uno de los cuerpos hallados en Bogotá, en los últimos días.

“Venían cinco venezolanos no más, cuatro hombres y una mujer”, contó una habitante del sector.

En la casa de pique, encontraron rastros de sangre y herramientas usadas por los delincuentes, además pintura fresca con la que pretendían ocultar el crimen.

“En dos de las habitaciones y en la parte posterior donde hay un desagüé, un lavadero, fueron pintada recientemente”, explicó el general Hoover Penilla, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Por su parte, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, confirmó que en el lugar fue encontrada “un hacha y unos puñales”.

Los investigadores pudieron determinar que el cuerpo hallado en bolsas en el barrio Villaluz, fue trasladado desde Soacha por un hombre al que se le pagó un trasteo.

Hasta el momento se han encontrado cuatro cuerpos en Bogotá y una pierna, de los cuales tres eran de ciudadanos venezolanos.

“De los cuatro cuerpos desmembrados en Bogotá, dos fueron asesinados y desmembrados en Bogotá y de los otros dos todavía no tenemos información”, agregó Peñalosa.

Las autoridades alistan las primeras cuatro órdenes de captura de los implicados en los desmembramientos.