Continúan las protestas en el suroccidente de Bogotá, donde comerciantes de al menos tres barrios bloquearon las vías a manera de protesta por la Ley Seca que decretó la Alcaldía de Bogotá durante tres meses. La Fuerza Pública tuvo que intervenir para habilitar los corredores viales.

Habitantes y comerciantes del barrio María Paz, uno de los afectados con la medida, la calificaron de “injusta”.

Ellos piden al gobierno distrital una mesa para dialogar y llegar a un acuerdo, pues muchos de los comerciantes ya habían abastecido sus negocios para la temporada decembrina.

En horas de la mañana se presentaron fuertes disturbios entre un grupo de personas inconformes con la medida y la fuerza pública.

Cabe recordar, que el Distrito tomó la decisión porque, según estudios e investigaciones, la zona presenta problemas de orden público a causa del consumo de alcohol.