Durante el fin de semana las autoridades intervinieron cinco fiestas clandestinas en dos localidades de Bogotá.

Una de ellas fue en el barrio Boyacá Real, localidad de Engativá, donde se encontraron dentro de un establecimiento de comercio cerca de 15 personas consumiendo licor sin el manejo de las medidas de bioseguridad y violando las normas.

Los otros eventos fueron en un billar y una gallera que funcionaban con más de 40 personas en la localidad de Suba.

Las autoridades continuarán realizando operativos y recomiendan a los bogotanos no bajar la guardia y cumplir las normas.