Luego de tres días de diálogo, la Secretaría de Hábitat logró un acuerdo con las 21 organizaciones de indígenas, afrodescendientes, vendedores informales y víctimas de la violencia para desocupar pacíficamente el predio que invadieron en el barrio Villa Gloria, la localidad de Ciudad Bolívar, sur de Bogotá.

Las familias, más de 1500, fueron censadas por el Distrito con el propósito de canalizar las ayudas alimentarias, el traslado a albergues hasta por siete noches y un arriendo solidario por $ 250 mil durante tres meses.

“Entre los acuerdos está la atención urgente de necesidades básicas que incluye la entrega de un arriendo solidario que se girará a los beneficiarios el 5 de octubre”, aseguró, Nadya Milena Rangel, secretaria del Hábitat.

El acuerdo se compone de 4 puntos:

1. Atención inmediata de las necesidades urgentes. Se garantiza la atención de emergencia solicitada, que está relacionada con las familias que no tienen un lugar para alojarse esta noche.

Se garantiza un espacio de alojamiento temporal para estas familias y se brindará bono alimentario o mercado.

Publicidad

2. Censo de la población que participa de la toma del predio. Se identificarán, por grupos de organizaciones sociales presente, a las personas que están en el territorio, las que han recibido ayudas recibidas previamente y las necesidades puntuales que tienen.

3. Mantener el diálogo permanente. Se mantiene la mesa técnica de trabajo con carácter permanente. El objetivo es continuar con el diálogo para llegar a acuerdos sobre temas estructurales de la atención y reparación a las víctimas.

4. El diálogo como salida pacífica a la toma. Las familias de las 21 organizaciones sociales se retirarán de manera voluntaria y pacífica del predio luego de realizarse los registros pertinentes. Para las entidades presente y en general para la Administración Distrital lo más importante es con el diálogo alcanzar una salida pacífica a las controversias y a los conflictos sociales.