La Secretaría Distrital de Movilidad en su evaluación al desempeño de los vehículos de transporte público individual en la ciudad, en materia de seguridad vial durante el tercer trimestre de 2019, arrojó una disminución en el número de siniestros viales con fallecidos o heridos con relación al mismo periodo del año anterior. Mientras que el año pasado los taxis estuvieron involucrados en 492 siniestros viales, en 2019 este número fue de 409 con una disminución de 16,87 %.

“Reconocemos el esfuerzo del gremio taxista para mejorar la seguridad vial y su desempeño en la ciudad; sin embargo, la meta de disminución de 20 % en los siniestros viales graves en un trimestre con relación al del año anterior es una tarea pendiente de empresas, propietarios, administradores y conductores de taxi. La normativa distrital prevé un incentivo en la tarifa con un recargo de $ 500 por carrera para los taxis de la ciudad, si se cumple esta meta”, indicó el secretario de Movilidad de Bogotá, Juan Pablo Bocarejo.

El Decreto 568 del 20 de octubre de 2017, estableció el Factor de Seguridad Vial para transporte público individual, con el cual se reconoce un incentivo monetario en la tarifa ante el cumplimiento de la meta de reducción trimestral de la siniestralidad vial grave (siniestros con fallecidos o heridos) en la que estén involucrados los taxis.

La Secretaría de Movilidad de Bogotá, les hizo un llamado a las empresas de taxi de la ciudad para que continúen con la promoción de la seguridad vial y para que realicen el seguimiento de buenas prácticas que permitan la reducción de los siniestros viales graves y que impulsen la transformación del servicio bajo estándares de seguridad, calidad y confort.