La Alcaldía de Bogotá, a través del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), publicó los prepliegos para la licitación de la nueva troncal de Transmilenio de la avenida 68 – Calle 100, que alimentará la primera línea del metro, ampliando la cobertura y la eficiencia del transporte masivo en la ciudad y reduciendo los tiempos de viaje hasta en un 50 %.

“La avenida 68 va a ser una vía bellísima, una avenida mucho mejor, con transporte masivo, más arborización, aceras más amplias (…) va a integrarse con la troncal Séptima, la autopista Norte, la Suba, la Ciudad de Cali, la Jiménez, la Calle 26 y la Calle 80, y lo más importante: será una de las principales troncales alimentadoras de la primera línea del metro de la ciudad”, destacó el alcalde Peñalosa.

La Troncal tendrá una longitud 17 kilómetros y va desde la Aatopista Sur hasta la carrera Séptima con calle 100. Conectará con siete troncales del sistema beneficiando a más de 3 millones de habitantes de 10 localidades de la capital.

 La firma del convenio entre la Nación y el Distrito dio la garantía final del compromiso con los recursos para el proyecto en el que la alcaldía ya invirtió más de $16 mil millones para financiar, contratar y terminar los diseños en detalle, y más de $545.000 millones para la adquisición predial.

Este megaproyecto tiene una inversión total de $3.2 billones, incluyendo la interventoría y la compra de predios.

Características del proyecto

La troncal tendrá 21 estaciones de nueva generación, 18 kilómetros de ciclorrutas, andenes amplios y arborización.

 A lo largo de todo el corredor se construirán 15 puentes peatonales, siete puentes vehiculares, cuatro pasos vehiculares a desnivel y tres pasos peatonales subterráneos.

El proyecto también beneficia a los ciudadanos que se movilizan en vehículos particulares, porque tendrán tres carriles exclusivos por sentido. Eso les permitirá ahorrase hasta 30 minutos en cada viaje.