Bogotá está inundada de predios que fueron comprados hace años para obras que nunca se ejecutaron como la ALO o que sobraron una vez construidos los proyectos.

Es el caso de unas islas en la calle 80 o en la avenida Comuneros, centro de Bogotá.

Son más de 1.500 predios del Distrito regados por toda la ciudad, cuyo valor supera los $494.000 millones.

La mayoría de estos terrenos desperdiciados están en la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO) con más de 447 viviendas. Aquí es común ver cómo avivatos se aprovechan para desvalijar los predios, con pica en mano se llevan lo poco de valor como el acero.

El IDU le confirmó a CM& que sacará a la venta el primer grupo de predios sobrantes, con el fin de recaudar $24.000 millones.

Después de la ALO, las vías con más predios de obras no ejecutadas son la carrera Séptima con 218 terrenos, le sigue la avenida Ciudad de Cali con 57, la calle 1 C entre Séptima y Octava con 40 predios y por último la avenida Comuneros con 35.

Entre el grupo de predios que el Distrito sacará a la venta, no estarán los de la carrera Séptima (218), ni los de la Avenida Longitudinal de Occidente (447).