Las autoridades revisan las cámaras de seguridad y videos aficionados para dar con el paradero de los encapuchados que atacaron con piedras y papas bomba un bus del Sistema Integrado de Transporte durante los disturbios registrados en la Universidad Pedagógica.

El vehículo que viaja con más de 30 personas fue interceptado por los vándalos a las afueras de la universidad. Bajo la amenaza de quemar el vehículo, conductor y pasajeros debieron abandonar el autobús.

Al bus del concesionario G Móvil, al que no le dejaron una ventana buena, fue rescatado dos horas después por los uniformados.

Con gases lacrimógenos y chorros de agua las autoridades intentaron, durante 5 horas, dispersar a los encapuchados que tenían un arsenal de bombas hechizas. Incluso, algunos atacaron desde el techo con bombas incendiarias.

Las autoridades no reportaron heridos ni capturados, por cuenta de los disturbios, estuvo cerrada por varias horas la calle 72 entre la carreras 9 y Caracas.