El mayor golpe de coronavirus se sintió en las ventas de las empresas capitalinas, siete de cada diez reportaron dramáticas caídas. Así lo revela la más reciente encuesta de la Cámara de Comercio de Bogotá sobre el impacto del COVID-19 en el sector productivo.

“Es urgente que las líneas de crédito que el Gobierno nacional ha dispuesto puedan materializarse cuanto antes para que los bancos las pongan al alcance de los empresarios”, aseguró Nicolás Uribe, presidente de la Cámara de Comercio.

Según la medición, las empresas se están quedando sin caja para mantenerse a flote, el 55 % puede sostener su nómina y costos operativos máximo por un mes.

“Las principales preocupaciones de los empresarios capitalinos son las obligaciones financieras, tributarias, los costos laborales y operacionales”, agregó Uribe.

La cuentas son crudas, la generación de nueva empresa cayó en un 30 % en los primeros tres meses del año y el 34% de las empresas ya tuvo que hacer recortes de personal.

El 58 % reportó un aumento en el precio de los insumos y el 74% de los empresarios afirma estar afectado por la subida del dólar.