La familia Gordillo pasa los días presa del COVID-19 en la localidad de Suba, en Bogotá. Todos están contagiados con el mortal virus.

Eran nueve, pero dos de ellos ya perdieron la lucha. Los más adultos de la casa fallecieron en menos de una semana, duraron varios días en cola, esperando una UCI que nunca fue asignada.

Siete personas, entre ellos dos menores de edad, permanecen confinados en la casa, pero temen correr con la misma suerte de sus familiares.

La familia Gordillo Ariza, no puede salir dado el riesgo de contagiar a otros y aunque llevan días pidiendo a la EPS Compensar y a la Secretaria de Salud de Bogotá un médico que los atienda en casa, este aún no llega.