La familia de ‘Ricardo Stiven’, un joven bogotano de 25 años que migró a México en busca de mejores oportunidades de vida, vive un prolongado drama tras enterarse que su cuerpo fue hallado sin vida y enterrado en una fosa común.

Sus parientes esperan desde hace 8 meses – y que para este mismo mayo- puedan repatriar el cuerpo del joven que falleció en extrañas circunstancias en territorio azteca en agosto de 2021, y el cual era el menor de sus hermanos.

“Ricardo se fue a México en búsqueda de trabajo, como por tener una mejor vida que acá de Colombia”, narra Lorena Leyton, hermano del joven fallecido.

También puedes leer: Empresas de ambulancia serán embargadas por no pagar sanciones de tránsito en Cali

Desde octubre de 2021, la familia ha solicitado el traslado del cadáver hacia Colombia

“Se han realizado los derechos de petición, indicándoles que como ciudadano colombiano tiene derecho a tener una sepultura digna, de que no esté tirado en otro país, prácticamente en un hueco, donde nadie lo puede ir a llorar. Nosotros pedimos que nos puedan colaborar, donde lo podamos repatriar y tenerlo cerca a nosotros“, es el llamado que hace Lorena Leyton.

Según conoció NotiCentro 1 CM&, una funeraria en México cobra hasta $9.900 pesos mexicanos (cerca de $2 millones de pesos colombianos) por la exhumación y sepultura digna del cadáver.