La Bolsa de Valores de Colombia estrenó un nuevo instrumento de financiación con la empresa Metro de Bogotá, se trata de los títulos de pago por ejecución (TPEs).

Este martes se hizo la primera emisión de títulos por $2.4 billones de pesos como mecanismo para financiar el proyecto férreo. Esta es la emisión de deuda pública más grande que haya hecho una entidad pública en Colombia, exceptuando el Gobierno nacional.

Los TPEs serán utilizados por la Empresa Metro como medio de pago al concesionario encargado de desarrollar la Primera Línea del Metro de Bogotá.

Para la BVC se trata de un verdadero hito en la historia de las obras de infraestructura en el país. Son títulos emitidos por una entidad subnacional, a un plazo muy largo (23 años) y con garantía de la Nación. Esto significa, para los tenedores de los títulos, que en el evento de que la Empresa Metro de Bogotá incumpla alguno de los pagos, la Nación responderá por los mismos.

“La EMB tiene suscrito, con la Nación y el Distrito, un convenio de cofinanciación, gracias al cual recibirá aportes presupuestales anuales por 30 años. Sin embargo, para remunerar las obras, sin desembolsar dineros en el presente, debemos hacer varias operaciones financieras de conversión de plazos, como son los TPEs”, aseguró el gerente de la empresa Metro de Bogotá, Andrés Escobar, quien además explicó que los TPEs son un instrumento creado para complementar la financiación en dólares aprobada por tres entidades multilaterales.

Los TPEs emitidos continuarán en poder de la EMB hasta tanto el constructor vaya terminando unidades contractuales, momento en el cual se irán entregando como parte del pago. A partir de ese momento. El tenedor podrá disponer libremente de los títulos recibidos y el tenedor percibirá los pagos a capital e intereses.

El registro de los TPE ́s estará a cargo del Depósito Centralizado de Valores de Colombia (Deceval) y podrían ser negociados libremente por sus tenedores o servir de garantía de otras operaciones en bolsa, lo cual daría liquidez al concesionario y abriría la posibilidad de democratizar los pagarés para que cualquier colombiano interesado pueda invertir en esta figura.