Las empresas bogotanas todavía no se recuperaran del COVID-19, los efectos de las cuarentenas y restricciones son dramáticos, apenas el 7% están operando a plena capacidad.

“La medición indica que el 67 % de los empresarios ha tenido una disminución en las ventas y el 44 % atribuye la caída a las cuarentenas”, aseguró Nicolás Uribe, presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá.

La medición reveló que el 27 % de las microempresas tuvo que cerrar temporalmente, las principales razones del cierre fueron las ventas bajas, las cuarentenas y el valor del arriendo.

Los empresarios tienen mejores expectativas de reactivación para febrero, el 23 % tienen la esperanza puesta en la vacunación y el 13 % en el control de las aglomeraciones en el espacio publico.