El trabajo articulado que ha liderado la Secretaría de Seguridad, Convivencia y Justicia, con la Policía Metropolitana de Bogotá y la Fiscalía General de la Nación, ha logrado reducir el hurto a vehículos casi en un 2% comparado con el 2021.

Este resultado se ha consolidado por la estrategia liderada por el Distrito para impactar todos los eslabones de la cadena criminal del hurto de carros y afectar el mercado ilegal de las autopartes robadas.

Le puede interesar: Sebastián Guanumen pide disculpas y denuncia que ha recibido amenazas de muerte

La iniciativa incluye actividades de fortalecimiento en la investigación criminal para desarticular grupos criminales que dinamizan este delito, la priorización de 742 zonas de la ciudad para tener una reacción oportuna de las autoridades, el aumento de operativos de Inspección, Vigilancia y Control en sitios y bodegas donde se reciben autopartes y el refuerzo de campañas de cultura ciudadana para prevenir el halado y el factor oportunidad cuando se deja un vehículo abandonado en el espacio público.

En el más reciente operativo liderado por el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, en el barrio La Estanzuela, en Los Mártires, fueron hallados tres motores con su identificación destruida y se cerraron dos establecimientos comerciales.

Le puede interesar: JEP abre nuevo macrocaso contra la extinta Farc-EP: violencia sexual y minas antipersona

“Este tipo de recorridos de inspección a talleres y comercio de autopartes y vehículos, nos ha permitido reducir el hurto de automotores en Bogotá. Pero nuestra operatividad también ha aumentado en incautaciones, recuperaciones, capturas y operativos.”, aseguró el secretario Fernández de Soto.

Este año se ha aumentado un 39 % las capturas por orden judicial por este delito; dejando 16 bandas delincuenciales desmanteladas y 125 personas judicializadas. Así mismo, se han incrementado los operativos de inspección a establecimientos que reciben autopartes y cerca de 90 locales han recibido algún tipo de medida correctiva.