La primera línea Portal Resistencia y Mamás Primera Línea enviaron un comunicado frente a la reunión citada por la Secretaría de Gobierno y la Alcaldía de Bogotá, en la cual afirman que “se debe tener garantías reales de seguridad” para las personas que van a participar de este encuentro.

El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez anunció la instalación para este jueves, de una “Mesa de Diálogo y Garantías”, con el fin de “construir juntos una salida de convivencia y paz al paro nacional”.

Conozca más: Gobierno de Bogotá abre diálogo con la “Primera Línea” y asambleas juveniles

Por ello, los integrantes que hacen parte de la primera línea Portal Resistencia y Mamás Primera Línea, aseguraron que esta reunión se realizó sin ninguna anticipación de convocatoria, sin embargo aceptaron la invitación para demostrar que están en “disposición con el Gobierno”.

Estamos en disposición de diálogo con el Gobierno, pero se deben tener garantías reales de seguridad para cada una de las personas que participen en estos espacios“, dice en la misiva.

Lea también: ICBF atiende presunto abuso sexual de 14 niños en hogar infantil de Medellín

De esta manera, indicaron unas exigencias por su seguridad, entre ellas, que no presentarán su identificación “ante ningún ente o autoridad”, tanto al momento de ingresar y de salir del espacio.

 

“Dadas las injustas acusaciones que nos han hecho respecto a diversos delitos de los cuales no somos responsables, no presentaremos nuestra identificación ante ningún ente o autoridad, (…) tampoco mostraremos nuestros rostros. Llegado el caso de que se requiera algún tipo de requisa, no podrá ser realizada por la fuerza pública”.

Lea más: Ejército y Policía fueron atacados con explosivos en Fortul, Arauca

Asimismo, señalan que en Bogotá no hay solo una primera línea, ya que “en cada territorio hay diferentes resistencias” por lo tanto, “se deben respetar sus parámetros y concertaciones”.

Finalmente, anuncian que están diseñando un pliego de exigencias de garantías “en un espacio concertado entre las diferentes líneas con la veeduría” de diversos programas de la Organización de Naciones Unidas y la Iglesia Católica, por ello exigen “respeto por este proceso que se ha venido adelantando”.