La Secretaría de Salud de Bogotá prepara una normativa para controlar el comportamiento de los bogotanos durante la noche del 31 de octubre.

Aunque la capital descarta decretar el toque de queda para Halloween, alista una circular en la que se harán importantes recomendaciones para celebrar en casa, evitar las aglomeraciones y el incremento en los contagios.

Por ejemplo, los padres no podrán sacar a sus hijos a recoger dulces puerta a puerta, no deberán ir a centros comerciales o a grandes superficies donde pueden presentarse multitudes.

Tampoco se recomienda ir a fiestas de disfraces en sitios cerrados y ni repartir dulces en la puerta de casa.

Estas recomendaciones serán oficializadas por el Distrito en las próximas horas.

A inicios de esta semana el ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, manifestó su preocupación ante el alto riesgo de contagio de COVID-19 que se pueda presentar en la noche de Halloween.

Publicidad

Primero, no fiestas; de ninguna manera queremos fiestas de adultos o de niños en el entorno de Halloween”, aseguró.

El jefe de la cartera de Salud señaló que la evidencia científica demuestra que estas fiestas, reuniones y celebraciones han sido la mayor causa de nuevos contagios en Europa. 

También están prohibidos los recorridos para recoger dulces en centros comerciales, calles o conjuntos, ya que “esto tiene un efecto muy negativo, en el sentido en el que se generan lo que llamamos ‘supercontagiadores’».

Según el ministro, “personas que van pasando de un lugar a otro —posiblemente asintomáticos— y en este transcurrir de una casa a otra va contagiando personas”, afirmó Ruiz.