La Secretaría Distrital de Ambiente informó este domingo que el venado de páramo rescatado el pasado 13 de julio en Bogotá, falleció esta mañana debido a complicaciones de salud por la herida que presentaba cuando fue encontrado.

Según indica la Secretaría, desde su ingreso al Centro de Atención y Valoración de Flora y Fauna Silvestre (CAV), el animal recibió los cuidados y la atención necesaria de veterinarios, biólogos, zootecnistas y demás profesionales.

 

Lea más: Más de 800 desplazados regresan a sus casas en Ituango de manera “voluntaria”

 

“En el centro se le practicaron dos cirugías: la primera fue realizada el 15 de julio para corregir la fractura; y la segunda, el 28 del mismo mes, debido a que se evidenció que la herida no estaba cicatrizando correctamente”, precisó la subdirectora de Silvicultura y Fauna Silvestre, Carmen Rocío González.

Durante la segunda intervención, los profesionales de la salud observaron una “afectación vascular y un tejido desvitalizado”, por lo cual, “fue necesario realizarle una amputación de su miembro anterior derecho”.

 

Podría interesarle: Cárcel para presunto integrante de ‘Resistencia Portal Américas’ señalado de tortura y vandalismo

 

Posteriormente, el venado se mantuvo “estable, alerta, moviéndose y comiendo por sus propios medios”, sin embargo, este sábado y las primeras horas de este domingo, el animal empezó a presentar una respuesta negativa: “estaba decaído y sus condiciones fueron empeorando hasta su deceso”.

“El equipo técnico del CAV hizo todos los esfuerzos para mantener con vida al venado pero, infortunadamente, no fue posible salvarlo”, detalló González.

 

Conozca más: Fiscalía imputará al general retirado, Mario Montoya por 104 “falsos positivos”

 

De acuerdo con la entidad, al venado se le practicó la respectiva necropsia y se le tomaron varias muestras, las cuales se están procesando en laboratorio. “Una vez se tengan los resultados de la histopatología para determinar la causa exacta y concluyente de su muerte, la Secretaría de Ambiente informará”.

En el último año han sido rehabilitados y liberados en su hábitat natural, más de cinco mil individuos tras cumplir satisfactoriamente sus procesos de recuperación en el CAV.