El 24 de enero regresa la presencialidad en los colegios de Bogotá y con ella la preocupación por el incremento en los útiles escolares. Fenalco Bogotá advierte que por cuenta de la escasez de productos importados el alza podría superar el 35 %.

Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá Cundinamarca, aseguró que “las temporadas escolares, en especial la de enero, representan para las empresas del sector el 80 % de sus ventas anuales y generan alrededor de 13 mil empleos temporales en Bogotá, de los cuales hasta el 40 % se convierten en empleos permanentes, lo cual sin duda es positivo en este proceso de reactivación. Vemos que a partir del fin de semana con el pago de la quincena las ventas han ido en ascenso y esto irá hasta mediados de febrero”.

Le puede interesar: Mauricio Leal tenía nueve pastillas de zopiclona en su cuerpo. ¿Qué es y para qué sirve?

Sin embargo, y según sondeo del gremio a los fabricantes, distribuidores y comercializadores de estos artículos hay preocupación por el desabastecimiento y altos costos en materias primas y productos importados, que han incrementado su precio en promedio 67 % frente a 2019, y en un 51 %, comparado con finales de 2020.

Asimismo, los tiempos de entrega se han aumentado hasta en 55 días desde el puerto de origen hasta llegar al país; todo esto se traduce en un inminente incremento en el precio de los útiles escolares de aproximadamente el 35 %, especialmente en cuadernos, carpetas, resmas y marcadores.

Vea también: Descubren quién habría revelado a los nazis el escondite de Ana Frank y su familia

Para el líder Gremial, “los efectos del COVID aún son visibles, pues a pesar que la demanda se ha recuperado, los fabricantes de papel y otros materiales en países como China o Alemania no han logrado recuperar sus capacidades de producción con la suficiente rapidez, y a esto se suma la crisis de contenedores que genera incumplimiento de itinerarios y retraso en la entrega, incrementando los costos de operación”.

En promedio, el regreso a clases puede representar a los padres en familia compras superiores a los $400.000, que dependerá de la cantidad, calidad, marca, textos académicos y lugar donde se compre. Desde enero de 2020 no se registraba una temporada escolar.