Un fuerte mensaje se difunde en la localidad de Bosa con lápidas marcadas con los nombres de personas que han fallecido a causa del COVID-19, para disminuir la indisciplina social en medio del segundo pico de la pandemia mientras la localidad está a un día de terminar la cuarentena estricta.

Gerardo, Diana, Pedro, Roberto, estos son algunos nombres de las 861 personas fallecidas en Bosa tras perder la batalla contra el COVID-19.

Con esta campaña la alcaldía local pretende que en medio de la cuarentena y tras el segundo pico de la pandemia los habitantes entiendan la importancia de cuidarse para no tener un desenlace fatal.

Pese a los esfuerzos la indisciplina social no se detiene aún en tiempos de riesgo, en el sector se han impuesto 1017 comparendos durante la restricción que termina este jueves en la localidad y 6 más del sur de Bogotá.

Entre tanto, se entregan ayudas humanitarias a la población vulnerable, entre ellos a los comerciantes informales que en la zona corresponden a más de 4000 personas.

Bosa a la fecha tiene 2337 casos activos de coronavirus.