En el sector de San Victorino se dieron los primeros acercamientos entre el Gobierno nacional, la Alcaldía de Bogotá, trabajadores informales y dueños de micronegocios.

Esto, con miras a poner en marcha la reactivación segura y brindar garantías a este sector; para que pueda mantener activos sus ingresos y emprender camino hacia la formalización laboral.

Este miércoles, la vicepresidente Marta Lucía Ramírez, junto con la secretaria de Desarrollo Económico, Carolina Durán, dialogó con los trabajadores de la zona, para conocer de primera mano su situación y sus principales necesidades.

“Con la Secretaría de Desarrollo Económico y la Alcaldía de Bogotá, queremos desarrollar este piloto en la capital reconociendo que en este 48 % de colombianos informales hay capacidad de trabajo, capacidad productiva, muchos que quieren hacer las cosas bien”, dijo.

Agregó que la única condición para la formalización, es cero ventas de contrabando, cero ilegalidad.

“Tenemos que hacer un blindaje en contra del contrabando, un flagelo que destruye empresas, que les quita el empleo a los colombianos», afirmó.

La secretaria de Desarrollo Económico de Bogotá, Carolina Durán, manifestó que la localidad de Los Mártires, San Victorino son zonas clave en materia de reactivación económica, productividad, empleabilidad e inclusión.

Bogotá sería la ciudad número doce en sumarse a este piloto de reactivación segura de informales. Contemplado para Bucaramanga, Ibagué, Neiva, Valledupar, Montería, Villavicencio, Pereira, Barranquilla, Sincelejo, Popayán y Cúcuta.