Ciudadanos de la localidad Antonio Nariño no aguantan más los olores que expulsa el horno crematorio ubicado en el Cementerio del Sur, ya que en ese lugar se queman los cuerpos de fallecidos por COVID-19 en la capital del país.

Residentes de este sector denuncian que el horno crematorio del cementerio está afectando su salud, aseguran que más de 30 mil ciudadanos que viven en más de seis barrios que agremia esta localidad están teniendo afectación respiratoria por el humo que a diario y durante todo el día emanan las dos válvulas de este horno crematorio.

Al mismo tiempo solicitan que las autoridades distritales hagan presencia en este lugar y controlen estas emisiones de humo.

Por su parte la Secretaría de Ambiente y la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), dieron a conocer que los seis hornos crematorios públicos están siendo en este momento objeto de ajustes, teniendo en cuenta la alta demanda de cadáveres que tienen que ser cremados a diario en medio de esta emergencia sanitaria.

VEA MÁS INFORMACIÓN EN EL VIDEO