Una familia de Bogotá sufrió la pérdida de su mascota ‘Fiona’, una pequeña perrita a la que le habrían costeado un servicio funerario.

Aunque la familia tenía en mente que el cuerpo de su mascota iba a descansar en paz dentro de un cofre fúnebre para la eternidad, la realidad sería otra: el cadáver fue encontrado tirado en una calle.|

Según la denuncia ciudadana, Fiona había fallecido el pasado 14 de octubre; con el fin de cumplir las exequias, contrataron el servicio con Capillas de la Fe. El día del funeral, la familia del perro registró mediante fotos el momento del entierro del animal.

Pese a que la familia pensó en que la situación se iba a manejar con el respeto que ameritaba el momento, la situación quedó en entredicho al conocerse que el cadáver de ‘Fiona’ habría aparecido arrojado en una zona verde ubicada sobre la calle 80 con carrera 30.

También puedes leer: Cárcel para ‘El Patacón’, hombre que habría matado a un joven en Transmilenio por haberlo pisado

La respuesta de la funeraria

El caso llegó a Capillas de la Fe, el servicio funerario contratado en cuestión, quienes en un comunicado rectificaron que el animal había sido hallado con una identificación de la empresa. En el texto, la funeraria señala que algunos de sus funcionarios se dirigieron al lugar para empezar a esclarecer el hallazgo.

Dichas personas se encargaron de levantar el cuerpo de ‘Fiona’ para trasladarlo a sus instalaciones.

Al mismo tiempo, el comunicado menciona que miembros de la Alcaldía local de Barrios Unidos se comunicaron con la funeraria para pedir explicaciones: allí se dio inició una investigación, que lidera tanto la funeraria como la administración local.

Comunicado oficial de Capillas de la Fe Foto: Suministrada