La reacción oportuna de los cuadrantes en la localidad de Kennedy, frente al llamado de un ciudadano a quien acababan de hurtarle su bicicleta, permitió que los uniformados llegaran al barrio Bellavista, hasta donde habían huido los delincuentes.

En la vivienda donde se escondían, la Policía no sólo encontró al hombre y a la mujer sindicados de cometer el hurto, sino que, además, hallaron 15 bicicletas y distintas piezas.

Al parecer pretendían vender las bicicletas en el mercado ilegal, aprovechando la necesidad de los ciudadanos que se movilizan durante la cuarentena.

La pareja capturada fue puesta a disposición de las autoridades judiciales, pues además habrían cometido más crímenes.