El histórico descubrimiento arqueológico se realizó en la localidad de Usme en medio de las excavaciones para la construcción de una nueva línea de TransMilenio, fueron descubiertas varias tumbas de la cultura muisca. Los restos óseos, collares y vasijas están en proceso de extracción y estricto análisis por parte de arqueólogos.

Bajo la más estricta custodia permanece un área en la avenida Caracas en la que se encontraron los vestigios muiscas, que según los análisis preliminares podrían ser de la época de la llegada de los españoles a Colombia.

“Se han encontrado 26 tumbas, en las cuales había cadáveres o huesos de indígenas del periodo más o menos muisca”, aseguró José Felix Gómez, subdirector de desarrollo urbano del IDU.

 

“Son restos óseos de adultos y subadultos, hay vasijas y restos cerámicos como collares de la época”, agregó Juan Manuel Díaz, coordinador del área de arqueología del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH).

 

 

Le puede interesar: Fiscalía denuncia tortura a civiles en campamentos de la primera línea en Bogotá

 

El impresionante hallazgo arqueológico se registró en medio de las obras de ampliación de la troncal de TransMilenio por la avenida Caracas.

“Los restos están en análisis de laboratorio por parte de los arqueólogos vinculados al proyecto, de manera preliminar podemos decir que se trata de elementos de los grupos muiscas tardíos que habitaron este territorio en épocas cercanas a la llegada de los españoles”, explicó el arqueólogo Díaz.

Las labores de excavación se adelantan milimétricamente. El Distrito mantuvo en reserva el descubrimiento para evitar la llegada masiva de guaqueros.

El hallazgo ancestral se constituye en uno de los más grandes en la historia reciente de Bogotá. El IDU, como parte del programa de arqueología preventiva, tiene la obligación de salvaguardar el patrimonio se encargará de la extracción, censo y disposición de los elementos encontrados.

 

Vea también: Exdirectivos de Odebrecht no serán juzgados por soborno de la Ruta del Sol

 

Las piezas extraídas están siendo analizadas por el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) para determinar con exactitud a qué época pertenece y su valor histórico.

Usme es una de las localidades donde hubo más presencia indígena. Hace 7 años en la hacienda El Carmen se encontró una necrópolis indígena con centenares de restos ancestrales.

 

Conozca más: La variante lambda del COVID-19 es “más infecciosa” y podría neutralizar a las vacunas