El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), seccional Bogotá, le entregó un informe a la Procuraduría General de la Nación sobre la situación de los menores de la comunidad indígena Embera que permanecen en la capital del país.

Van cinco procesos abiertos por presuntas irregularidades relacionadas con los menores de edad.

Desde el 24 de noviembre, la Procuraduría requirió información de la Secretaría de Salud de Bogotá y de Bienestar Familiar sobre las gestiones adelantadas para la atención de los infantes de la población indígena asentada en el Parque Nacional.

Te puede interesar: Gobierno garantiza recursos de financiación para 2022

La Secretaría aún no ha respondido, pero el ICBF advirtió que desde el 30 de septiembre ha hecho presencia permanente.

Confirmó el organismo que han abierto cinco procesos de restablecimiento de derechos a miembros de la comunidad Embera. Cuatro de esos procesos son de niños entre 0 y 5 años.

Mira también: Abierta nueva convocatoria para subsidio a la nómina

Dos de los procesos son por “falta absoluta o temporal de responsables“, dos por “omisión o negligencia” y uno por “violencia física“.

Hay 42 casos de atención familiar de emergencia.