En la localidad de Engativá fue puesta en funcionamiento la subestación Portugal, la cual será encargada de proveer de energía la planta de tratamiento de aguas residuales Salitre, que ayudará a descontaminar el río Bogotá.

Con una inversión de más de $25.000 millones, Enel-Codensa puso en servicio la primera subestación 100 % digital de Colombia, toda la información de procesos y funcionamiento será trasmitida vía fibra óptica.

Además, cuenta con tecnología y equipos inteligentes que le permiten tomar decisiones autónomas y facilitar su operación; lo que hace que tenga menos fallas e interrupciones del servicio.

La subestación atenderá la creciente demanda de energía del occidente de Bogotá.

Para Francesco Bertoli, gerente general de Enel-Codensa, “la digitalización es un camino que construimos día a día, para entregar un mejor servicio a nuestros clientes”.

Asimismo, en la subestación Portugal “los procesos de adquisición de información en campo, supervisión y control son completamente digitales, generando beneficios adicionales en seguridad, productividad y fiabilidad de la información”.

Durante el año 2021, también se tienen previstos avances significativos en tres subestaciones más: Terminal, ubicada en la localidad de Fontibón; San José, en localidad de Los Mártires; y la subestación Calle Primera, que recibió la licencia ambiental recientemente y hace parte de las obras de adecuación de la primera línea del Metro.