En una operación conjunta entre la Alcaldía Mayor de Bogotá y la Policía Ambiental, se logró la incautación de 24 aves que permanecían hacinadas al interior de una vivienda en la localidad de Puente Aranda a la espera de ser comercializadas en el mercado ilegal de fauna silvestre.

Las 12 aves de especies diferentes fueron ubicadas en una casa del barrio San Rafael hasta donde llegaron las autoridades gracias a la denuncia de un ciudadano.

Los animales estaban bajo la custodia de una mujer, que según las primeras pesquisas de las autoridades, se presume que haría parte de una red de tráfico de fauna silvestre que opera en el sur occidente de la ciudad.

Entre los pájaros se encuentran: loras, cardenales, loras cabeciazul, pericos, toches, azulejos, canarios costeños, mirlas blancas, chauchaus, carriquí, bichofue y monjitas que presentaban condiciones precarias de salud, altos niveles de estrés y pérdida de plumaje debido al hacinamiento en el que se encontraban.

Publicidad

Según la evaluación realizada a los animales por los técnicos de la Secretaría de Ambiente y del Instituto de Protección Animal, se presume que las aves llevaban entre tres y cuatro años de cautiverio.

Las aves ya están bajo el cuidado del IPA para iniciar sus respectivos procesos de rehabilitación.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1