La Policía requirió el registro de un camión de carga tras evidenciar actitud sospechosa por parte de dos personas a bordo del vehículo en Fontibón.

Las autoridades establecieron que la carga contenía más de 500 pares de zapatos, cerca de 100 prendas deportivas y accesorios, pero con marcas reconocidas que habían sido falsificadas.

La mercancía estaba avaluada en 950 millones de pesos aproximadamente y se comercializaría en la ciudad, lo que constituye un delito.

Además, las dos personas junto con la carga fueron puestas a disposición de la justicia en la URI de La Granja para su judicialización.